Feliz inicio de semana laboral que espero esté llena de diversión (sí, es posible divertirse si haces lo que te gusta) y de retos superados (porque la vida también se trata de superarte a ti mismo cada día) no todo son frases motivadoras.

La emoción que utilices al iniciar y consolidar tu emprendimiento puede ser la diferencia entre avanzar o quedarte en el foso. Descubre la importancia de emprender desde una emoción positiva y cómo eso apoya a tu marca.

Les comento que desde la semana pasada estoy trabajando con una clienta  de Oregon, EUA, quién me solicitó asesoría en materia de marca personal y marketing digital, dado que en sus palabras “emprendió y fracasó” cuestión que la afectó mucho, tanto que ahora tiene que lidiar con depresión aguda.

Lo primero que agradezco es su sinceridad,  no todos son capaces de confesarle a una desconocida aquello que más se esfuerzan en ocultar. El trabajo con ella es complejo, porque requiere que se le aclaren demasiadas dudas que no siempre tienen que ver con el tema a tratar, necesita sentirse en confianza, segura. Me gusta trabajar con ella, porque estoy segura que este proceso que me permite acompañarla a vivir, la hará descubrir sus fortalezas y  a que encuentre su seguridad y su propia voz para vender su marca personal con verdad y originalidad.

En la construcción del branding personal, que es la etapa en la que estamos ahora, las preguntas a responder por parte del cliente se basan en su experiencia, sus deseos y lo que espera de su emprendimiento. ¿Qué descubrí aquí? Que emprendió con la mejor intención sin estar preparada y cuando su esfuerzo no fue recompensado a corto plazo se culpó a sí misma y ahora tiene mucho miedo de intentarlo de nuevo.

En mi experiencia trabajando con emprendedores como yo, los aspectos personales como motivación, estado de ánimo, flexibilidad, apertura al cambio, resilencia, carácter, entre otros, son muy determinantes y constituyen la diferencia entre avanzar y consolidarte, quedarte estancado o echar todo a la porra y rendirte antes de haber comenzado.

Hay personas que inician sin un capital, conocimientos de gerencia, marketing, publicidad, diseño, contaduría, negocios, por nombrar algunas disciplinas y con el tiempo logran triunfar: Historias de esas hay muchos, de inicios rudos con final feliz.

Otros cuentan con mucha preparación, recursos y no logran dar con la fórmula que les permita mantenerse,  ser sustentables en el tiempo y lograr consolidar sus metas. A veces la diferencia entre ver la luz o seguir en el foso es la actitud con la que enfrentes lo que te pasa: sigues adelante o te sientas a llorar y allí los factores que  influyen son muchos y están por fuera del ámbito de acción que tengo como consultora empresarial y mentora de emprendedores.

Estoy clara que por más que crea en ti y tu emprendimiento,te ofrezca herramientas valiosas y en tendencia, le haga seguimiento a tu caso, si no crees en ti mismo y tienes seguridad en lo que haces, nada se puede hacer desde afuera si no lo accionas desde adentro de ti mismo.

¿Desde que emoción emprendes? Desde la rabia por tu trabajo actual,  una depresión y crees que tu emprendimiento es un hijo o una mascota que te mantendrá entretenido o quizá la moda de “emprender y trabajar por tu cuenta” te atrapó y quieres probarte que puedes. ¿Quieres demostrarle a alguien importante en tu vida que si puedes lograrlo? o lo tuyo solo fue una idea de negocio que metió un jonron y ahora solo le sigues la corriente porque resulta lucrativa.

¿Emprendes desde la alegría y el gozo? ¿Consideras que tienes algo que ofrecer a los demás? ¿Eres el fan número 1 de tu emprendimiento? ¿Te gusta lo que haces? ¿Se te pasa el tiempo volando cuando trabajas? ¿Le ves lo bueno a las experiencias difíciles que te pasan? Si eres así, eres de mi clan, de mi equipo.

Te invito a preguntarte desde qué emoción emprendes, cómo ves tu trabajo y a que evalúes tu temperamento, la manera de tratar a las personas, tus MIEDOS, sí en mayúscula, porque esos aspectos son los que van a determinar tu desempeño. Hay marcas cuyos productos o servicios son excelentes y no avanzan porque sus líderes se empeñan en mantenerse estancados en su zona de confort.

En conclusión evalúa bien antes de emprender tus recursos internos y emocionales y si a los más vitales les falta refuerzo, te invito a trabajar de la mano de un  psicólogo, con el que podrás sacar y fortalecer tus músculos emocionales que vas a usar mucho en tu emprendimiento y en la vida en general.

Si requieres apoyo para impulsar tu emprendimiento y estás dispuesto a salir de tu zona de confort, avanzar y consolidar metas, estoy a tu orden como mentora de emprendimiento para que desde las herramientas que nos brinda el marketing digital descubras cómo ser una marca personal o comercial que llame la atención y enamore, mientras que logras posicionar tu negocio. ¿Interesado? Te espero en Instagram.    Mayor info por DM.

 

 

 

 

 

Publicado por afmarketingdigital

RRSS, SEO, Growth Hacking, Marketing On/Offline, Copywriter, Locución, Publicidad ATL/BTL

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: