A finales del año pasado estuve en una charla que Carlos Fraga dictó en el Poliedro de Caracas que giró en torno a la confiabilidad personal y la que proyectamos hacia los demás. Me impactó desde el inicio, es un profesional y colega (periodista y locutor) que admiro, además de su trabajo de escritor, conferencista e inspirador,  considero que lo que compartió tiene una utilidad personal, que puede ser aplicada hacia tu empresa o emprendimiento.

Conviértete en un profesional confiable

¿Te consideras una persona confiable contigo mismo/a?

Según lo que entendí, internalicé y procuro aplicar, soy confiable cuando me escucho, priorizo lo que quiero por encima de las voces externas. Cuando tengo comportamientos saludables conmigo y los que me rodean, eso incluye pensamientos, emociones, alimentación, ejercicios.

Soy confiable cuando cumplo mi palabra y honro lo que dije. ¿Cuántas veces nos ofrecemos a hacer algo y luego no cumplimos? ¿Prometemos apoyo y no lo damos? Esto aplica hasta en las cosas más sencillas con nosotros mismos y los demás. No creo que tenga que ver con mentir, sino con prometer algo con la intención de cumplirlo y luego olvidarlo o recordarlo y no hacerlo. Hago mucho énfasis aquí, ahora estoy mucho más consciente de lo que me prometo y le ofrezco a los demás, soy cuidadosa al comprometerme en algo y con alguien.

Soy confiable cuando descubro que es lo que quiero, lo que deseo a cada momento, por encima de las expectativas ajenas, de los prejuicios y pautas de creencias externas (familiares, culturales, de la sociedad en la que vivo).

Este no es un post de autoayuda, esa no es mi área. Me referí a la confiabilidad personal, para llegar a la siguiente interrogante, que te invito a que te hagas:

¿Eres un profesional confiable para tus clientes?

La confiabilidad es un valor personal, que se puede trasladar a tu emprendimiento, que también tiene valores, los mismos que cultivas como individuo.

Un profesional confiable es aquel que es sincero, dice SI cuando lo cree necesario y NO cuando considera que no lo beneficia lo que se le propuso.

Se valora, sabe poner límites sanos, no permite que lo exploten, que le paguen menos de lo que vale su trabajo. Hay que aclarar, que tampoco es una persona creída, ni ególatra, está consciente de sus fortalezas y áreas a trabajar, por eso ofrece solo lo que es capaz de cumplir, lo que maneja. Prefiere perder un cliente a su credibilidad por ofrecer algo que no domina.

Confiabilidad y Credibilidad son dos palabras que van de la mano, porque una lleva a la otra. Como profesional, procura ser confiable y transmitir credibilidad. Se transparente y honesto y atraerás clientes que vibren en tu misma sintonía. Yo lo estoy aplicando en mi vida, los invito a ponerlo en práctica a nivel personal y de su emprendimiento. Te pregunto:

¿Te consideras una persona confiable?

¿Eres un profesional con credibilidad frente a tus clientes?

Me encantará leer tus comentarios. 🙂

Publicado por afmarketingdigital

RRSS, SEO, Growth Hacking, Marketing On/Offline, Copywriter, Locución, Publicidad ATL/BTL

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: