La reputación en este caso online, a nivel personal y empresarial, es un recurso importante que te llevará a ganarte la estima y el respeto de tus seguidores, clientes, competencia y los que te siguen de cerca.

Warrent Buffet

La reputación online, se puede definir como  la opinión (positiva, neutra o negativa)  que tienen usuarios y seguidores acerca de una persona o marca en el mundo online, que se traduce en el prestigio que tenga.

Puedes durar años construyéndola y perderla en un segundo por una estrategia errada en RRSS o por un ataque de impulsividad, ira, frustración no contenida, que te lleven a cometer un error que luego vas a lamentar MUCHO.

La frase quote de hoy, le pertenece a Warrent Buffet el exitoso empresario multimillonario, que contrasta su inmensa fortuna con su austero estilo de vida (vive en la misma casa desde 1958). Su carrera en el mundo de los negocios y la inversión que ha manejado de manera inteligente, se ha fundamentado en los valores humanos que sustentan sus empresas aplicados a los negocios, junto a una dosis gigante de sentido común y su conocimiento del área negocios, inversiones, corretaje que ha fortalecido a lo largo de los años.

Cómo crear y mantener tu reputación online

Sentido común: Aquí no aplica el SEO, ni el marketing digital ni estrategias de nada,  solo el sentido común a la hora de publicar contenidos. No se pueden decir las cosas exactamente como se piensan o sienten. Entre mente, corazón y habla tiene que existir un filtro y una pausa. Piensa y analiza bien lo que vas a publicar. Un calendario de publicación o grilla de contenidos te sirve mucho para eso, porque vas a saber qué vas a publicar, lo escribes antes y analizas bien su intención, si te va a beneficiar o perjudicar, si crea un clima enrarecido y de acoso, rechazo o acerca a los seguidores a tu marca.

Contención: Puedes publicar contenidos con la mejor de las intenciones, que sea de valor e interés y conseguirte usuarios que no les guste, que te expresen su descontento sea de manera educada o grosera. Contente antes de responder, frena, piensa bien, si tu perfil es de empresa, qué puedes responder. Yo en lo particular, estoy de acuerdo en responder de manera elegante y educada y luego si el usuario sigue en la misma tónica lo bloqueas y listo. Trabaja en cultivar una comunidad virtual agradable y enriquecedora en torno a tu marca.  

Educación y cortesía: Todos los días no los percibimos como buenos, aún así recuerda que trabajas en tu emprendimiento y la resilencia tiene que imponerse por encima de los problemas. Compórtate amable y demuestra educación en tus interacciones personales y virtuales, siempre. Esa conducta te traerá buenos resultados invariablemente.

Una opinión es una opinión: Cuando daba clases a nivel universitario siempre recalcaba a los participantes: “una opinión es una opinión, no tiene que gustarte, ni estar de acuerdo, solo acepta que el otro piensa diferente a ti y tiene derecho a expresarse”. Deja que los seguidores se expresen a favor o en contra, si tienes algo que decir manifiéstalo de la mejor manera. Puedes vivir sin tener la razón o reconociendo tus errores y sentir paz en el proceso.

Autocensura: Cuando te acostumbras a expresar una conducta grosera y polémica en RRSS, acosar a otros usuarios, la conducta de los seguidores va a ir en tu contra, desde mensajes groseros hasta acciones peores y eso solo te va a llevar a la autocensura, que luego de eso no te expreses como quieres por miedo a la crítica y el acoso bullying virtual.  ¿Para qué quieres una cuenta en una red social si no te puedes expresar como quieres? ¿Los seguidores son los que deciden qué vas a publicar y en qué términos lo harás? Recupera el control de tus cuentas en RRSS, publicando contenido de valor y mostrando respeto y empatía por tus seguidores.

No se desaparece: Todo lo que publicas así lo borres luego, puede permanecer para siempre si ya otro usuario hizo una captura de pantalla. Esa huella no desaparece tan fácilmente ni te podrás librar de las consecuencias de tus actos. Mantén esto en mente siempre antes de publicar.

Asume las consecuencias: Si publicaste un contenido que causó desagrado, molestia en los seguidores de tu marca, lo más sano e inteligente es que asumas las consecuencias y te disculpes. Puedes borrar la publicación, artistas e influencers lo hacen, aunque el resultado es el mismo. Muestra tu lado humano, discúlpate, enmienda tu falla y trabaja en no volver a caer en lo mismo.

Actúa como adulto: Una de las características del adulto es que es una persona autoregulada, que tiene y desarrolla la capacidad de regularse a sí mismo, con sus propios recursos emocionales, sin necesidad de intervención externa. Como adulto es tu responsabilidad regular tus emociones y sentimientos frente a lo que te causa estrés, miedo, impotencia y rabia. Las RRSS no son el mejor escenario para tratar tus problemas de control de la ira, violencia, entre otros, por lo que hay que buscar ayuda antes que tu conducta perjudique a tu marca y todo el trabajo que haces para apalancar tu emprendimiento.

Publicado por afmarketingdigital

RRSS, SEO, Growth Hacking, Marketing On/Offline, Copywriter, Locución, Publicidad ATL/BTL

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: