Una de las cosas que más miedo causa es hablar frente al público como orador, conferencista o experto en un área de experticia, por eso resulta básico prepararse para generar un buen discurso que resulte convincente y nos empodere como emprendedores y profesionales.

Construye tu discurso

Un discurso requiere seguir una técnica, una adecuada redacción, su segmentación al target al cual va dirigido y otros factores que contribuyen a generar credibilidad y confianza al dirigirte a un auditorio.

Trabajo con una emprendedora que lleva años como terapeuta y eventualmente se ha desempeñado como conferencista. Ella tiene la cualidad de adecuar su discurso al target que la sigue y puede grabar los videos que le cuelgo en su cuenta de Instagram con un mensaje que logra resumir de manera magistral en un minuto. ¿Magia? No precisamente, ella sigue una serie de instrucciones que te detallo a continuación para resaltar su trabajo en un video de rrss y frente al público en una conferencia.

Prepárate para destacar

Domina el tema: Sentirte seguro solo es posible si dominas el tema del que vas a hablar, por eso la mayoría de los conferencistas son expertos en el tema que abordan, llevan años de experiencia en el área o tienen una experiencia interesante acerca del tema, muestran su punto de vista muy particular y eso es lo que venden como valor diferencial.

Adapta tu discurso al target: El mismo tema va a tener perspectivas y abordajes diferentes de acuerdo al target al cual va dirigida tu conferencia. Esa consideración es básica cuando vas a construir tu discurso que debes adaptar y customizar para que sea fácilmente captado por quien te escuche y te vea.

Escribe el guión: Plasma en papel o en digital los aspectos a desarrollar en tu conferencia, para lo cual te presento dos opciones: escribe todo el discurso desde el saludo, el desarrollo de tus ideas hasta la despedida, con tus propias palabras y con detalle. La segunda opción es que resaltes solo los títulos de las ideas más destacadas, de tal forma que al leerlas te acuerdes de qué vas a hablar. Estas son las ideas principales que condensamos en una presentación como las de PowerPoint o Prezi. En mi caso, uso la segunda opción.

Ponle tu toque personal: Un discurso  full de tecnicismos es como hablar con una enciclopedia y nadie va a querer escuchar a un erudito que usa palabras que solo él entiende. Independientemente del tema, te sugiero que añadas temas referidos a la cotidianidad, a la actualidad de tu área de trabajo, hasta un toque divertido – de acuerdo a tu estilo – va a estar bien y será refrescante para tu audiencia.  

Pule tu imagen personal: Una persona proyecta seguridad en la medida en la que se siente a gusto con su apariencia personal. Si te sientes satisfecho con tu imagen vas a proyectar confianza y eso aunque es subjetivo, tu público lo capta. Escoge el tipo y color de ropa, cabello, maquillaje,  los zapatos y los accesorios de acuerdo al target al que esté dirigido tu evento.

Practica mucho y grábate: El secreto para alcanzar el dominio de cualquier aspecto en el que quieras destacarte es la práctica, los deportistas de élite nos dan lecciones de ese tema a diario.Usa tu guión y léelo, utiliza tus propias palabras para estudiarlo, nada de aprendizaje memorístico o al caletre, porque si con los nervios se te olvida una palabra se te olvidará todo y te vas a quedar en blanco. El recurso de grabar un video en el que te observes es muy bueno, porque puedes analizar tu postura corporal, la ropa, tu voz, tus movimientos y evaluarte de manera objetiva, para tomar las correcciones que requieras.

Sigue adelante si te equivocas: Si el día del evento te equivocas en una palabra, te quedas en blanco, recuerda evitar caer en pánico. Respira y sigue adelante, los que te escuchan son seres humanos como tú y no están allí para juzgarte, sino para compartir contigo y aprender de ti. Una actitud más relajada y descomplicada frente a tus errores te va a ayudar a superarlos con mayor facilidad.

Celebra tus pequeños triunfos: La conferencista y escritora Louise Hay, compartió en su libro “El poder está dentro de ti”, que la primera vez que fue conferencista en Nueva York, frente a un pequeño grupo de personas, se preparó lo mejor que pudo con anterioridad, luego habló consigo misma y se dijo: Louise,  lo vas a hacer lo mejor que puedes. Al bajar del pódium se felicitó y alabó a si misma por ser valiente y haberse atrevido y horas después se planteó algunos aspectos a mejorar. Estaba segura que si se criticaba duramente la primera vez, se iba a atemorizar y no iba a tener la valentía para hacerlo de nuevo. Así que cuando intentes algo nuevo, que te desafía, usa la técnica de Louise y vencerás tu miedo a hacer cosas novedosas.

Busca un trainer: Si consideras que te quieres dedicar de manera profesional a ser un conferencista o dar charlas acerca de tu trabajo o experiencia profesional y quieres reforzar tu manejo escénico, busca un trainer con el que trabajes en los aspectos a mejorar.

Cada uno de nosotros tiene una esencia o valor diferencial que ofrecer a los demás y eso aplica a tu emprendimiento. Es válido inspirarte en alguien que te guste, que desearías emular en algún aspecto, aunque lo verdaderamente importante es que busques dentro de ti y proyectes lo mejor que tengas para dar a tu público, que se conectará y captará tu verdadero yo. Eso que solo tú tienes para dar es lo que te diferenciará del montón.

Publicado por afmarketingdigital

RRSS, SEO, Growth Hacking, Marketing On/Offline, Copywriter, Locución, Publicidad ATL/BTL

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: